Saturday, May 8, 2010

El montgolfier y Dío

Pues aquí estamos con el Dío. Va a empezar la temporada y hemos hecho mal las cosas, sin un duro, con toda esa ropa que en realidad no queremos vender, podíamos habernos ido lejos, a otro país lejano más, a pasar los días, a comer guindillas.
Esos países tropicales donde siempre se siente uno mejor. Pero por razón de aún no se sabe qué, nos quedamos en esta isla y nos quedamos sin dinero. El invierno de menorca se llevó nuestro dinero, y nos dejó listos para la temporada que empieza, como cuando emezábamos a vender.
Entonces se ha desinflado nuestro globo montgolfier. Nos habíamos hecho con toda esa cantidad de sedas de la india y nos habíamos hecho nuestro globo, y en la esplanada lo habíamos inflado y habíamos en él ascencido a los cielos. No habíamos ascendido muy a los cielos, sino que, sujetos con cables al suelo, nos manteníamosen la distancia suficiente para que los demás nos viesen. Vivíamos como en una nube no demasiado alta en nuestro globo y no nos enterábamos de mucho, ahora estamos de nuevo en la tierra, con los pies en la tierra, desconcertados, un poco con miedo, antes teníamos miedo a caer, ahora tenemos miedo a no volver a subir, a tener de nuevo que jugarnos la vida en nuestras actividades, a la aventura de vivir, al hombre y la tierra con sus ocelotes y sus jaurías y sus halcones, todos esos seres extraordinarios y hermodos a los que llevábamos ya bastante tiempo viendo más que nada en internet. Hemos vivido la vida de otros durante un tiempo, la vida de gente aupada, y volvemos a nuestra vida normal, la vida más nuestra. ¿con qué objeto? Me pregunto si esto es algo que nos sucede sólo a nosotros en particular y parece que no, y más que consuelo da pena. Porque habíamos construido nuestra vida en el crecimiento constante, en el buen comercio, a la contra o a favor, dejándonos llevar primero, a la contra despues, dejándonos llevar a ratos, a la contra totalmente en un momento dado y después decididamente a favor, y de pronto cambia el escenario, estábamos yendo cuesta abajo y hemos llegado al fondo del valle, y ahora es cuesta arriba, ay,a los 37 años, bueno, así nos lo han puesto, quién sabe por qué. Los días de este año pasaron como un sueño, y el Dío que crece. Parece que a mi hermana le molesta que se llame Dío porque Dío es como se dice dios en italiano, y entonces cada vez que se habla de este pequeño gigante parece que se hablase del Todopoderoso.
Se me ocurre que este otro dío de la creación es un dios ocioso, el entendimiento nos lleva a que las leyes naturales quedaron bien dispuestas, pero tras ello fue la libertad. La vida nuestra está tan desbocada, parece tan otra de la que esas leyes disponen. Parece que hay unas normas de subsistencia que quizás funcionen en los momentos más necesitados y más irracionales, pero es posible que la mayoría de los hombres ya no las conozcan. Justicia es que todo el mundo viva en el hastío, en una engañosa socialidad de socializar el tedio. Bueno, vale, quizás eso sea la Justicia para nosotros, pero no estamos hecho para esa justicia. La justicia es que seamos, cada uno de nosotros, each and everyone, Dío. Pero Dío sólo hay uno.

2 Comments:

Blogger Emmaskarada said...

"Awareness", en español se traduce como conciencia, pero para mí no es conciencia, conciencia es otra cosa, algo más pesado. " Awareness" es estar en el globo y no estar al mismo tiempo, subirse en él y mirar desde arriba al mundo al que perteneces, y amarlo, porque es tuyo aunque lo contemples desde fuera, y vivir dentro también es "awareness", y bueno, todas esas palabras que existen para ayudarnos a entender que no somos más que una mota de polvo pero que hemos de continuar con nuestra labor, nuestro trabajo, el que nos manda el Señor, nuestro Dío.

May 20, 2010 at 5:16 AM  
Blogger Toni Adriano said...

Asì es, enmaskarada, nuestro destino.

November 19, 2010 at 7:04 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home